Los 41 de agosto

El pódium, por a, b, c

Los surcos del azar de Paco Roca

Mies de Agustín Ferrer Casas

Ventiladores Clyde de Seth

Del resto decir que Dias oscuros de Juan Escandell y Lluís Ferrer Ferrer es uno bélico basado en hechos reales que si te los cuentan no te los crees, que Diente de oso 6. Silbervogel de Yann y Henriet baja un poco el nivel (quizá es que es más fantástico), pero sigue siendo una aventura muy entretenida, que El Castillo de las estrellas de Alex Alice es como si te lo estuviese contando Julio Verne con un dibujo maravilloso, que lo único que ha hecho Pablo Ríos en El Evangelio según Santiago es coger las frases del personaje y ponerle un dibujo, pero claro, el personaje en sí tiene tanta gracia que hace gracia, que dice David Rubín que le mola El Subsuelo de Vítor Solana, y no me extraña, porque si me dicen que la ha firmado él, me lo creo, que En un Rayo de sol de Tillie Walden me ha dejado… nosécómo me ha dejado, pero entre que hay viajes espaciales y lo muchísimo que me gustó Piruetas (pero que me flipó, si no lo has leído, vete a por él), pues eso, que me ha dejado nosécómo, que Historia del Arte en cómic. El mundo clásico de Pedro Cifuentes deberían tenerlo todos los colegios (y enseñar con él a todos los alumnos, claro), que Israti de Colo es como si te lo estuviese contando Sfar y eso es decir mucho, que Jamás de Duhamel es una de estas historias que hace que se te empañen los ojos, que La auditora de Jon Bilbao y Javier Peinado es una distopía entre Blade Runner y la serie Hierro (que me ha gustado mucho) que me ha gustado mucho, que La Blusa de Bastien Vivès es de Bastien Vivès y con eso normalmente le daría para estar en el pódium. A esta le da, pero es que el pódium está complicado este mes, que La Era Quantum de Jeff Lemire y Wilfredo Torres ya requiere una lectura por ser Mr. Lemire, pero que no llega al nivel de Black Hammer, que Llegará el invierno de Alfonso López y Pepe Gálvez es una del género negro muy bien escrita, que Los muertos vivientes de Robert Kirkman y Charlie Adlard me sigue pareciendo entretenida, a pesar, por supuesto de haber perdido la capacidad que tenía antaño de sorprender (y el número 28 tiene una de las cosas más impactantes que yo he leído en mi vida de lector), que Masks & Mobsters de Joshua Williamson, Mike Henderson y Ginfizz empieza como uno de mafiosos, luego salen superhéroes enmascarados, luego robots, luego monstruos acuáticos, luego… así que es un despiporre que no os imagináis. Eso sí, con un blanco y negro espectacular, que Merci de Zidrou y Monin es de Zidrou y con eso normalmente le daría blablablá… que es de Zidrou y es imprescindible también, que te lo leas, que flipas con el dibujo de Ashley Wood en Metal Gear Solid. Project Rex, pero con el guion de Kris Oprisko no tanto, que la máquina Brubaker/Phillips está tan bien engrasada que todo lo que hacen fluye divinamente (aunque me vendan lo mismo una y otra vez, lo compro sin dudar) y Mis héroes siempre han sido yonquis lo hace, que Momento móvil de Marlene Krause es un experiemento narrativoalternativo que a mí me supera, que la serie de Patrick Prugne, Canoe Bay/Frenchman/Pawnee/Iroqués basada en las movidas de ingleses, franceses e indios tiene sus altibajos, pero en general raya a una altura de notable (y por si fuese poco, las acuarelas son espectaculares) y que Vincent de Dufaux y Jamar se atolondra un poco en el último tramo, pero que lo de Dufaux también suele ser de notable.

¡Hala, a leer tebeos!

Anuncios

Los 34 de julio

El pódium, abecedariamente hablando

El Club de las Batas Blancas, de Yo, Doctor

Inframundo, de Pep Brocal

Olvida mi nombre, de Zero Calcare

 

Que Blood Shot Salvation de Lemire, Suayan, LaRosa, Reber y Rodríguez es una presentación de los personajes al más puro estilo de Jeff Lemire y eso es decir mucho (aunque veo el multiverso y me da cierto reparo de lo amplio que es), que Canopy de Karine Bernardou es un exquisito ejercicio de esos sin palabras que cuando los veo tanta envidia me dan, ¿cómo se puede comunicar tanto solo con imágenes? (Me fascina el poder del cómic, por si no lo habíais notado), que Control de plagas de Max Aguirre y Jock es uno muy entretenido con un dibujo que casi casi llega a lo Eduardo Risso, que Coyote Doggirl de Lisa Hanawatt es una ida de olla considerable, que Diferente, con guion de I.L. Escudero y 140 artistas es un experimento genial en todos los sentidos, como tebeo y como ayuda a los refugiados, que Dolores y Lolo de Mamem Moreau e Iván Batti es el descojono padre, que ¿Educación ¿ ¿Qué educación? De Adam Bessie deberíamos hacerlo con la educación de aquí también, a ver si algunos se daban cuenta de lo que están haciendo, que El Informe Secreto sobre mi Experiencia Lésbica con la Soledad es uno de esos autobiográficos que me gustan tanto, y que empieza algo aburrido, pero luego pega un subidón tremendo, que El Ultimo Cosmonauta de Aurélien Maury me ha flipado. Pero flipado de verdad, que El Universo de Hubert Reeves y Daniel Casanave es de esos que demuestran que se puede contar cualquier cosa en un tebeo, que Equipo rojo. Centro de masas, dos disparos de Garth Ennis y Craig Cermak es mejor que la primera, una de polis muy, pero que muy buena, que Gideon Falls. El granero negro de Lemire Sorrentino y Stewart da miedo, y eso no lo pueden decir muchos cómics (y demuestra que Lemire es uno de los guionistas/autores más en forma del panorama mundial), que Hicotea de Lorena Álvarez es un cuento precioso con algunas planchas alucinantes de bonitas, que Incursión de Paknadel, Diggle, Braithwaite y Rodríguez es una aventura futurista entretenida paro ya la he leído muchas veces, que Kolarovski de Philippe Gauckler es uno de esos franceses de acción que normalmente me gustan mucho, pero este no me ha entretenido ni el algún avión que he tenido que coger, que Magallanes de Clot, Verguet, y Orenge es una aventura muy buena (aunque parece que los autores han hecho lo que les ha dado la gana con los personajes reales, así que ya no sé si es tan buena aventura), que Magrite. Esto no es una biografía de Zabus y Campi me ha sorprendido en todos los sentidos, deliciosa, que Max y la pandilla medieval de Lincoln Pierce es una aventura genial para iniciar a los peques, que me he descojonado totalmente con la mezcla de Melvin. Ruta Caliente de Artur Laperla, porno, nazis, américaprofunda y mujeres lobo, que Ni tierra ni mar de Megaton, Genzianella y Ricard se pierde entre asesinatos, misterios juveniles, malos que no lo son, chulos que sí lo son y faros marinos, que Ocultos de Laura Pérez te mete en un mundo demasiado onírico y extraño para mí, que Pestilence 1 de Frank Tieri y Oleg Okunev es una aventura de muertos vivientes mezclado con cruzadas medievales que tiene un resultado muy bueno (y un dibujo muy bueno), que Pomo comics de Víctor y Ed tiene algunas páginas muy buenas pero que ya podían haber puesto los títulos en la misma página que las viñetas y habían ahorrado papel (claro, que les había salido el tomo la mitad de gordo y no lo podrían cobrar al mismo precio), que Rumble 3 de Arcudi, Harren y Stewart sigue en su línea de demencia violenta en ese universo tan extraordinario, o sea, fenomenal, que Sisa. Los años galácticos de J.M. Polls y Manu Ripoll no acaba de entrar del todo en el meollo del asunto, que South Central Stories de Neyef me ha recordado a Pulp Fiction y estamos hablando de la que la mayoría de los días de mi existencia ería mi peli favorita. ¿Por qué no está en el pódium? Pues porque Pulp Fiction solo hay una y los tres del pódium son FLI-PAN-TES, que Soy una matagigantes de Joe Kelly y JM Ken Niimura mezcla gigantes, abusones adolescentes, partidas de rol y da una mezcla muy, pero que muy divertida, que Swordquest de Thomas, Conway, Péres y Giordano recuerda al mejor Roy Thomas, y que Transmeet de Juliana Azevedo y Mauricio Pommella es uno de ciencia ficción de 36 páginas y me encanta que no me metan paja en lo que consumo

¡Hala, a leer tebeos!

 

 

Los 37 de junio

El pódium (por orden a, b, c)

La divina comedia de Oscar Wilde de Javier de Isusi

Mujeres de Salem de Thomas Gilbert

Usagi Yojimbo. El mural infernal de Stan Sakai

Del resto decir que releí Abandonos de Andi Watson y me gustó más que la primera vez, que ya es decir, que el tomo de AIDP de Mignola, Arcudi, Fiumara y Stewart también me ha gustado mucho, que Allí donde van las hormigas de Plessix y LeGall me lo imagino leynédolo entre un abuelo y un nieto, que Bandette 2 de Tobin & Coover sigue en la misma línea, pero el primero es mejor, que Charles Manson de David Domínguez y Fabio Castro nos muestra lo estúpidos que somos los humanos, que Cloe y su Unicornio. Amigas sobre ruedas de Dana Simpson sigue en la línea del primero (recordad: Calvin y Hobbes. Mucho), que Cosas de Hombres es de Ralf König y no hay mucho más que decir (aunque este son historias cortas y yo prefiero las largas), que Dealer de José Luis Vidal y El Flores te deja con ganas de más (eh, señores, con ganas de mucho más. Quiero saber qué pasa con toda esa gente), que Descifrando Enigma de Jim Ottaviani y Leland Purvis para como demasiado sigilosamente por la vida de Touring, que El asesino que se merece de Lupano y Corboz muestra cómo se puede modificar el carácter de un hombre, que El camino negro. Una muerte pagana de Wood, Brown y McCaig sigue estando bien, pero le falta un punch definitivo, que El cuarteto de Lautramont de Edith y Corcal me ha parecido soberbio, que El lugar de cada uno de Terraciano y Nespolino me ha gustado más que el primero (será porque ya conozco al comisario Ricciardi), que El planeta de los simios. Visionarios es una vueltecita de tuerca muy ocurrente, que Esta mierda me supera de Charles Forsman tiene esa decadencia de las obras de Forsman, que Extremity de Daniel Warren Johnson y Mike Spicer mezcla Mad Max con Conan con Juego de Tronos y he disfrutado como un enano (¿tanto disfrutan los enanos?), que La brigada Judía de Marvano empieza muy bien, pero que en el segundo y tercer tomo como que decae, que Last Man 3 de Balak, Salanville y Vivès sigue en la línea, sorprendiendo, que Los Condenados de Ale Farias y Rodolfo Santullo tiene unas historias muy buenas (y un dbujo que recuerda a Mignola, así que se disfruta), que nunca he sido muy fan de Los Fraguel, así que el cómic pues ni fu ni fa, que también te quedas con más ganas de Los cuentos de la niebla de Laura Suárez, que Parenteso de Damian Duffy y John Lennings es brutal (y es un periodo de la humanidad que pasó hace dos horas), que Preparada, lista… ¡Bienvenida a Clase! de Victoria Jamieson mezcla medievo y adolescencia y la mezcla es sabrosa, que Royal city de Jeff Lemire podría estar perfectamente en el pódium, que Se abre el telón de Manel Fontdevilla es descojonante de puro absurdo, que Un lobo es un lobo de Folco, Makyo y Nardo es una aventura muy entretenida, que soy de los que hacen cuadernos de viajes, así que Viajes de Álvaro Órtiz me ha flipado, que Ceesepe, Vicios modernos les encantará a los fans de El Víbora, que Virginia Woolf de Gazier y Ciccolini también pasa como de puntillas, y Yin Dragón es un cuento genial.

¡Hala, a leer tebeos!

Los 56 de mayo

El pódium (por abecé)

La furgo de Martín Tognola y Ramón Pardina

La hierba del estío de Raquel Lagartos y Julio César Iglesias

Vida y muerte de Federico García Lorca de Quique Palomo

Del resto, decir que la serie Metahulla de Ortega y Daniel es una ucronía muy interesante, que American Monster de Azzarello y Juan Doe es la presentación de lo que se presume una historia de Azzarello, que Capitalismo de Atxe se debería enseñar en las escuelas para que sepamos lo que tenemos, que Cómo ser Andy Warhol de Nick Bertozzi y Pierce Hagan es una versión más amable que la que leí hace unos meses (pero la vida de Warhol me sigue pareciendo sin miga), que D4veocracia de Ryan Ferrier y Valentin Ramon es una de ciencia ficción divertidísima (y con un dibujo que recuerda al mejor Geof Darrow), que Duke de Hermann e Yves H. es de notable, como todas las del tándem, que El ejército de la sombra de Olivier Speltens es una visión muy buena de la II Guerra Mundial, desde el punto de vista de unos soldados alemanes que están en un sitio donde no quieren estar, que El increíble viaje de Alexander Von Humboldt al corazón de la naturaleza es un pastiche que al final da un muy buen resultado, que El primer hombre de Jacques Ferrandez revisa la obra de Camus con un resultado excelente, que Girls de The Luna Brothers mezcla Cocoon con Los muertos vivientes con Y el último hombre y al final, pues mira, que mola y todo, que La buja escondida de Molly Knox Ostertag sigue en la línea de El niño brujo y están muy bien, que La vida y usted de Paco Alcázar tiene alguna cosas desternillantes, que Luchadoras de Peggy Adam es uno de esos basados en la realidad que me flipan, que Marshall Bass 4 de Macan, Kordey y Vitkovic sigue en su línea y eso es que es de los mejores westerns que he leído (siempre todos después de Blueberry, por supuesto), que Mi vida en barco de Tadao Tsuge está muy bien, pero tengo la sensación de que se me alarga más de la cuenta (me pasa con algunos mangas), que Regreso a Belzagor de Silverberg, Thirault y Zuccheri me ha recordado mucho a los mundos de Rodolphe y Leo (y me encantan los mundos de Rodolphe y Leo), que The Black Beetle de Francesco Francavilla es un folletín muy divertido y el dibujo es espectacular, que The Fix de Spencer, Lieber, Hill, Ironbark y Dillon sigue en la línea de lo anterior (ojo, que puede llegar a hartar, que es muy bruto), que Magic Order de Ickkick, Wayne, Millar y Coipel lleva el sello de Millar y eso siempre es calidad, que Un tal Cervantes de Christian Lax es una revisión muy buena del Quijote trasladada a una época actual, que Zombillenium 4 de Arthur de Pins ha bajado un poco el nivel (o que mis expectativas con él ya son muy altas) y que Zorrito y Jabalí de Berenika es un cuento precioso (gracias, amigo mío)

Hala, a leer tebeos

Los 48 de abril

El pódium (por orden abecé, como siempre)

Cuéntalo de Laurie Halse Anderson y Amely Carroll

Intisar en el exilio de Pedro Riera y Sagar

La última curda de Santiago Valenzuela

Del resto decir que Bahía Unicornio de Katie O’Neill es un cuentito que está muy bien para iniciar a los de 10 años, que me encanta el dibujo de Guillaume Blanco en Billy Brouillard, que Brass Sun de Ian Edginton e I.N.J. Culbard es de los que hace que me guste más la ciencia-ficción (y tiene algunas reflexiones humanas para sentirse identificado), que Caballero Brayard de Zidrou y Porcel es de Zidrou y eso significa compra obligada, que la forma de contar una historia de amor (o desamor) de Rosa Navarro en Cappuccino Commotion me ha fascinado (¿un pódium de cuatro?), que Clase Letal de Remender, Craig y Boyd sigue rayando a una altura tremenda, que Cloe y su Unicornio (que se llama Caléndula Nariz Celestial) recuerda mucho a Calvin y Hobbes, con lo que eso supone, que Coqueto, mejor ver de Sara Caballería es uno de los que hay que leer para entender cómo está la cosa en este país (y reírse un rato aunque sea), que El árabe del futuro 3 de Riad Sattouf sigue en la misma línea que sus antecesores, que Esencial de Compton, Ruescas y Rodríguez es para que lo lean todos los adolescentes, que Ether 2 de Matt Kind y David Rubín mejora el primero y entonces estamos hablando de un tebeazo, que Frnck 3 de Cossu y Bocquet baja el nivel, pero es que era difícil mantenerlo, que Gente Corriente de Campi y Zabus es de esas historias tan reales que me encantan, que Hoy me ha pasado algo muy bestia de El Torres y Julián López es de esos cómics de superhéroes muy amenos, que Irmina de Barbara Yelin es de los que hay que leer para saber lo que pasó en el mundo (y lo que puede pasar), que Last Man 2 de Balak, Salauville y Vivès sigue en la línea de la primera y está muy, pero que muy bien, que Llamadme Nathan de Catherine Castro y Quentin Zuttion es absolutamente desgarrador, que se acaban Los Diarios de Cereza de Joris Chamblain y Aurélie Neyret y es una desgracia porque es una serie magnífica, que me encantan las historias de timadores y me encanta el universo Beto Hernández, así que Los Timadores me ha encantado, que Max Winson 2 de Jérémie Moreau desmerece un poco al primero (claro que el primero estuvo nominado en Angouleme), que las Nuevas Hazañas Bélicas con guiones de Hernán Migoya me han recordado a las viejas y a la vez me han supuesto un soplo de aire fresco a estos cómics de guerra (y todas muy diferentes entre sí, algo que creo que no lograban las viejas), que Paris Soirees es de esas deliciosas historias sin texto que se disfruta solo con las líneas, que Punto Final de Carlos Giménez es un genial punto final a Gringo y a Dani Futuro, que Samurai de Di Giorgio y Genêt es una buena historia de samuráis (parece de perogrullo, pero es que hay algunas que…), que Soldados de Salamina de José Pablo García es una muy buena adaptación de la novela de Javier Cercas, que Solo 4 de Óscar Martín pierde un poco del tono tan salvaje de los anteriores, que Star de Marcus, Taylor y Dzioba también es muy regalable para que los peques se inicien en esto del cómic, y que Warship Jolly Roger de Runberg y Montlló es una mezcla de aventuras, piratas, ciencia-ficción, Perseguido y alguna cosa más de la que sale una obra muy entretenida.

Hala, a leer tebeos

La Viñeta de la semana y las elecciones

Como en el espacio de La Viñeta de la semana apenas se puede leer el texto y como estamos hablando de que lo que pase el próximo domingo puede repercutir en muchos aspectos nuestra vida de los próximos años, la pongo aquí en grande. Si tiene que venir un mundo nuevo, que sea GRACIAS A LA EDUCACIÓN.

Los 47 de marzo

El pódium (alfabéticamente hablando)

Esos días que desaparecen de Timothé Le Boucher

Guy, retrato de un bebedor de Oliver Schrauwen

Las guerras silenciosas de Jaime Martín

Del resto, decir que POP ¡No me quito esa canción de la cabeza! Les encantará a los nostálgicos melómanos, que American gods de Neil Gaiman, Craig Rusell y Scott Hampton ya son demasiadas conversiones de la obra original, que Animosity 1 de Margueritte Bennett y Rafael Latorre les encantará a los animalistas, que muchos de los Archivos Cómicos de Flavita Banana son sensacionales, que Bandido de Bardet y Troukens es una de serie negra que te entretiene un rato, que Black Hammer La edad sombría I ha bajado un poco el nivel y el ritmo, que Dios, el hombre, el amor y dos o tres cosas más de Tute empieza muy bien pero le sobran páginas, que El viaje de Marcel Grob de Phillipe Collin y Sébastien Goethals es uno de los que hay que leer para entender la historia (pasada y quizá futura), que En la oscuridad de Sara Soler basada en el relato de Antonio Pampliega es desasosegante (pero quizá le hubiese venido mejor otro estilo de dibujo), que Estación 16 del tándem Hermann-Yves H. tiene el nivel de las obras de ambos, que God Country de Cates, Shaw, Wordie y Hill mezcla monstruos, espadas, abuelos y nietas y sale una mezcla muy entretenida, que si la mitad de lo que cuenta Guantánamo Kid de Jérome Tubiana y Alexandre Franc es cierto, multiplica por 1000 el desasosiego de En la oscuridad (pero quizá le hubiese venido mejor otro estilo de dibujo), que Harmony de Mathew Reynes es una mezcla entre Akira y Héroes (la serie de televisión) y la mezcla es más entretenida que God Country, que Heavy Metal de Jaques de Pierpont y Hervé Bourhis les encantará a los nostálgicos y melómanos del género (a mí me ha encantado, claro), que el Homenaje a Cataluña de Andrea Lucio y Jordi de Miguel, basado en la obra de George Orwell, hay que leerlo para entender cómo está este país, que Homónimos de Antonio Navarro es un ejercicio de estilo espectacular, que Jazz Maynard 6 de Raule y Roger creo que es rajar la gallina de los huevos de oro, que Jolly Jumper ya no puede más de Bouzard no puede igualar a los clásicos, que Magalina de Sylvia Douye y Paola Antista está genial para regalárselo a una niña de 10 años, que Maldita casa encantada de Artur Laperla les encantará a los nostálgicos de Elige tu propia aventura, que hay que leer todo lo que se pueda de John Carlin porque cuentas las cosas de una manera tan fantástica, y Mandela y el general lo es, con Oriol Malet al dibujo, que Negalyod de Vicent Perriot quiere mezclar muchas cosas pero no acaban de cuajar en el libro, que Niño prodigio de Michael Kupperman es una de esas basada en una historia real que tanto me gustan, que Sicarios de Roberto Corroto y Ertito Montana es una de serie negra extraordinaria (ya sé que yo soy muy fan de la serie negra, pero de verdad que me ha encantado), que Swip Tip Kapety Kaluse de Rodrigo Vázquez García tiene algunas historias muy buenas y el dibujo es espectacular (recuerda mucho a Blain y eso son palabras mayores), que VS de Iván Brandon y Esad Ribic recuerda a Perseguido (la de Swazrzenneger, sí) y que XIII La herencia de Jason Mac Lane también es otra gallina a ver de qué son los huevos…

¡Hala, a leer tebeos!