Los 33 de diciembre

Este mes, adelantamos un poco las crónicas tebeíles del mes pasado para hacer hueco mañana (o pasado) a la lista de los mejores del año, por si alguno quiere escribir la carta a los reyes.

El pódium (por orden alfabético, ya sabéis)

Canción de Navidad de Calos Giménez

El tesoro del Cisne Negro de Guillermo Corral y Paco Roca

Fade out de Brubaker y Phillips

Del resto, decir que Bandette de Tobin y Coover es un magnífico vodevil folletinesco, que Clase Letal de Remender, Craig y Loughride me ha encantado, un magnífico tebeo que tiene muchas cosas dentro, que El Club de las canguro de Raina Telgeimer me ha decepcionado un poco puesto que Drama me pareció muy bueno y…, que El Puerto Prohibido de Teresa Radice y Stefano Turconi es una preciosa historia no sé si de piratas, de amor, de misterio, de resurrecciones o de qué, pero preciosa al fin y al cabo, que Kick Ass 3 de Millar y Romita sigue en la línea de sus dos hermanos mayores y ya los conocéis, que en La paloma y la jauría de Simon Hureau no te crees por cómo va la historia o por cómo es el dibujo ese desenlace que tiene, que La vida secreta de los jóvenes de Riad Sattouf tiene algunas planchas increíbles y demuestra que la realidad siempre supera a la ficción, que Lady Liberty de Sala y Aurore es una aventura muy, pero que muy entretenida, que Los sótanos del museo de Marc-Antoine Mathieu me maravilló, como todo lo que he leído de él, que Los viejos hornos pierden un poco el punch del primero pero siguen rayando a un nivel que no me extraña que vendan lo que venden en Francia, que Marte ida y vuelta de Pierre Wazem es una de esas historias reales que me flipan y me ha flipado, que Monolith de Recchioni, Uzzeo y Lrnz es como un capítulo de Black Mirror tanto en su forma como en su fondo, que Mujeres en lucha de Marta Breen y Jenny Jordahl me ha presentado a más heroínas universales de la historia, que me encanta cómo guioniza Trondheim y cómo dibuja Parmé, así que Pánico en el Atlántico me ha encantado, que a Rumble 2 de Arcudi, Harren y Stewart le pasa lo mismo que a Los viejos hornos, así que muy recomendable, que The Stuff of the legend de Wilson III me ha recordado a Toy Story y eso es demasiado para mí, que Una historia de hombres de Zep me vuelve a presentar a un autor multifacético con una historia que a veces te pega puñetazos en la barriga, y que Yo, René Tardi, prisionero de guerra en Stalag IIB sigue con las andanzas del padre de Tardi, que son duras y jodidas hasta decir basta.

Hala, a leer tebeos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s