Carteles Itinerantes

Siguen deambulando por ahí los Carteles de Cine V.O. Minimalista.
Mañana a las 10:00 inauguración en la Escuela Oficial de Idiomas de Arrecife. Con proyección molona incluida. No te lo pierdas
Anuncios

Los 49 de octubre

El pódium (en orden alfabético, of course)

Berlín de Jason Lutes

Gasolina de Fred Bernard y Benjamin Flao

Obscenidad de Rokudenashiko

A comprarlos y a leerlos

Del resto decir que 100 pesetas de Luis Ponce e Inma Almansa hará las delicias de los cuarentones, que Como cagallón por acequia de Paco Roca es de Paco Roca y ya no hay más que decir, que El gran fraude de Boisserie, Guillaume y Juszezak es muy entretenido, que El príncipe y la modista de Jen Wang es ñoño, pero hermoso, muy, pero que muy hermoso, que El hombre garabateado de Serge Lehman y Frederick Peeters hace de menos a Peeters, que Zep sigue siendo muy divertido en Happy Rock, que Impertérrito de Silvestre es un experimento interesante, que Jutlandia de Jean–Yves Delitte tiene algunas planchas es-pec-ta-cu-la-res, que La carga mental de Emma Clit deberíamos leerlo todos los hombres (y las mujeres, por si alguna no se da cuenta de lo que pasa), que volví a flipar con el dibujo de Marini en La estrella del desierto, también de Desberg y los dos últimos con dibujo de Labiano (que lo hace bien, pero Marini es otro nivel), un western negro, pero negro oscuro, que mira que me gusta a mí una buena de samuráis y, sin embargo, La leyenda de las nubes escarlata de Saverio Tenuta me dejó frío, que Las torres negras de Lorna es más de lo mismo de Azpiri, pero que lo hace tan bien…, que La sociedad de los Dragones de Té es un cuento muy bonito, que en Los diarios de Cereza, Joris Chamblain y Aurélie Neyret siguen haciendo lo mismo, un excelente tebeo de aventuras para los jóvenes de entre 10 y 15 años (o más), que Los viejos hornos de Lupano y Cauuet es genial y disparatada al mismo tiempo, que el dibujo de Martin Rowson le viene que ni pintado al Manifiesto Comunista, que No te canses de caminar hubiese sido mejor con 50 (o 90) páginas menos, que me tengo de detener en Panteras negras de Bruno Cénou y David Cénou porque es una denuncia a atrocidades y sinrazones que están pasando en EL SIGLO XXI en este puto mundo (increíble en el sentido más estricto de la palabra), que Paper Girls 2 de Brian K.Vaughan y Cliff Chiang sigue en su línea, que es muy buena, que a mí el universo de Jim Woodring pues ni fu ni fa, y en Poochytown pues más de lo mismo, que Sex Story de Philippe Brenot y Laetitia Coryn es muy instructivo, lo que no quita para que sea un tebeo genial que debería enseñarse en las escuelas, que Sordo de David Muñoz y Rayco Pulido muestra lo requetebién que puede estar algo con una pequeña idea si se hacen las cosas como se tienen que hacer, que Uno de esos días de Andrés G. Leiva también hará las delicias de los mayorcitos y que Valiente de Svetlana Chmakova es otro de los que les podéis regalar a los de 12 en adelante para que se aficionen a esto

Hala, a leer tebeos

Los 34 de septiembre

Los 34 de septiembre

El pódium (abecé, ya sabéis)

Infinity 8 de Olivier Vatine y Lewis Trondheim

La ficción de Curt Pires y David Rubín

Yo, gorda de Meritxell Bosch

Estos os los compráis y los leéis.

Del resto decir que Ariol 3 de Gibert y Boutavant sigue en la línea de los dos primeros, para la iniciación de los peques está genial, que Belzebubs de JP Ahonen tiene algunas páginas muy divertidas, que Mickey Mouse Café Zombo de Loisel es una aventura de Loisel y eso siempre está muy bien, que Esclavos del trabajo de Daria Bogdanska es de los que hay que leer para saber que no es oro todo lo que reluce, ni en el país de Ikea, que Frnck 2 El bautismo de fuego es igual que el primero, una aventura ideal para los de 10-12 añitos, que a los futboleros les encantará Iniesta de Gol y Enrique Ventura, que La senda de los druidas de Fer Jiménez y Miquel Rodríguez es una aventura muy muy recomendable, lo mismo que la última de Spirou, La tumba de los Champignac, de Tarrin y Yann, que me siguen sorprendiendo gratamente estos de Mickey Mouse, La juventud de Mickey de Tebo también está requetebién, que Mocha Dick de Ortega y Martínez hará las delicias de los amantes de Melville, que me encantan los cómics basados en la realidad y No sé quién eres de Cristina Portolano no es una excepción, que Norton Gutiérrez y el experimento del profesor Maglione de Juan Saénz Valiente es una aventura medio pulp, medio Tintín que da como resultado un tebeo muy entretenido, que creo que Saga de Fiona Staples y Brian K. Vaugham va cuesta abajo poco a poco, que Sam Pezzo integral es excepcional para ver la evolución de un autor como Vittorio Giardino (tengo un original suyo, ¿sabéis?), que Taxus de Loulogio es otra aventura sensacional, lo mismo que The Witcher de Paul Tobin y Joe Querio (me he hinchado este mes a aventuras), que Un poco antes de la fortuna de Dupuy, Berberian y Denis vuelve a demostrar que al menos los dos primeros siempre son un valor seguro, que Vista Final hará las delicias de los fans de Charles Burns, aunque a mí siempre me deja no sé cómo…, que Volver a París de Peeters y Schuiten es de las que menos me han gustado de este duo, y que Wyoming Doll de Franz es una de vaqueros, pero que se queda en eso…

Hala, a leer tebeos

Los 33 de agosto

El pódium (alfabético)

Bouncer de Boucq

Hacer Cómics de Scott McCloud

Los puentes de Moscú de Alfonso Zapico

Este mes he releído algunos (y el Hacer Cómics de McCloud) para coger referencias

Del resto, decir que Cara o cruz de Lou Lubie es una de esas historias intimistas que me encantan y que hay que leer para comprender un poco a los demás, que Descender de Lemire y Nguyen va bajando un poco la calidad, aunque sigue siendo muy buena, que El cantante anónimo de Arnaud Le Gouëfflec y Olivier Balez es una de esas donde otra gente cuenta la vida de alguien y también me encantan, que Yslaire nunca llegará a los de Sambre, tampoco esta vez, con El cielo sobre Bruselas, que de lo que se entera uno leyendo Reckless Life de McCarthy y Olivent, que Hit de Carlson y Del Rey es de esas de violencia negra que me tenía que gustar y me dejó frío, que La gran odalisca de Vivés, Ruppert y Mulot es simplemente genial, hay que leerlo sí o sí, lo mismo que La isla de las mujeres de Zanzim, y qué voy a decir de El Señor Jean de Dupuy y Berberian que no se haya dicho ya, que Lago de fuego de Fairbairn y Smith es para coger ideas de cómo hay que hacer un cómic de acción, recomendable al 100%, que Last of independents de Fraction y Dwyer también me dejó como nosécómo, que Rumble de Arcudi, Harren y Stewart es una deliciosa locura, igual que Serie B de Andrés G. Leiva, en otro orden de locura, claro, que Sherlock Frankenstein de Lemire y Rubín está en la línea de Black Hammer y eso es decir mucho, que Son es un magnífica historia, tanto en el guion como en la concepción como en el dibujo, y que Tras las huellas de Drácula de Hermann e Yves H. no es de sus mejores obras.

Hala, a leer tebeos